jueves, noviembre 10, 2011

Análisis y explicación sobre EL INFORME EN EL EXPEDIENTE DE LA LEY AGRARIA DE JOVELLANOS

Cultivar la tierra dista mucho todavía de la perfección a que puede ser tan fácilmente conducida. ¿Qué nación hay que, para afrenta de su sabiduría y opulencia, y en medio de lo que han adelantado las artes de lujo y placer, no presente muchos testimonios del atraso de una profesión tan esencial y necesaria? ¿Qué nación hay que no tenga mucho que mejorar en los instrumentos, mucho que adelantar en los métodos, mucho que corregir en las labores y operaciones rústicas de su cultivo? En una palabra, ¿qué nación hay que en la primera de las artes no sea la más atrasada de todas? (…) 
(…) Basta Señor, basta ya de luz y convencimiento para que vuestra alteza no declare la entera disolución de esta hermandad tan prepotente, la abolición de sus exorbitantes privilegios, la derogación de sus injustas ordenanzas y la supresión de sus juzgados opresivos. Desaparezca para siempre de la vista de nuestros labradores este concejo de señores y monjes convertidos en pastores y granjeros y abrigados a la sombra de un magistrado público (…) y restitúyanse de una vez su subsistencia al ganado estante, su libertad al cultivo, sus derechos a la propiedad, y sus fueros a la razón y a la justicia.
G.M. de Jovellanos. Informe sobre el expediente de la Ley Agraria.1795
CLASIFICACIÓN
  • Fuente primaria.
  • Texto de naturaleza administrativa.
  • Tema del texto: económico y político.
  • Autor: Gaspar Melchor de Jovellanos.
  • Fecha: 1795, reinado de Carlos IV.
  • Contexto histórico: reformismo borbónico y situación del campo español en el siglo XVIII.
ANÁLISIS
  • IDEA CENTRAL: análisis que hace Jovellanos sobre la situación de la agricultura española del XVIII. 
  • OTRAS IDEAS. Jovellanos se centra, en este breve extracto, en dos aspectos: 
    • El atraso técnico de la agricultura española. 
    • Un ataque despiadado a los privilegios de la Mesta.
EXPLICACIÓN
Quizás podríamos empezar por una obviedad: el siglo XVIII es una centuria de permanencias y cambios. Y ello es mucho más visible en el sector socioeconómico primordial, la agricultura.
A lo largo de este siglo se realizaron una serie de estudios que analizaban la situación de la agricultura hispana, detectando sus problemas y proponiendo soluciones. El objetivo último era contribuir a la realización de una serie de reformas que sacasen al sector de su crisis secular.
El texto que analizamos es precisamente uno de estos análisis, el realizado por Gaspar Melchor de Jovellanos en 1795 en el Expediente del Informe sobre la Ley Agraria.
Analizaremos, por tanto, el siglo y el campo.

Situación del campo en el siglo XVIII español:
  • La agricultura como fuente principal de riqueza. 
  • Predominio de la propiedad amortizada. 
  • Existencia de señoríos jurisdiccionales. 
  • Desequilibrada estructura de la propiedad (grande-mediana-pequeño) y de las formas de explotación (propiedad-arrendamiento.jornalerismo). 
En este contexto agrario incide la política reformadora de los Borbones, sobre todo de Carlos III:
  • Ante la evidencia del atraso, la necesidad de reformas. 
  • Oposición de los grupos privilegiados al programa reformista, como vemos en el Motín de Esquilache. 
  • Existencia de un amplio grupo de colaboradores, entre los que está el autor del texto 
Reformas puntuales:
  • Limitación de los privilegios de la Mesta (referencia al texto). 
  • Colonización de Sierra Morena. 
  • Proyectos de reforma agraria (referencia al texto). 
  • Libre circulación de granos. 
Quizás también sería conveniente mencionar la creación de las Sociedades Económicas de Amigos del País.

¿Hasta qué punto fueron efectivas estas reformas? ¿Crearon tensiones entre los diferentes grupos agrarios? ¿Cambió algo o todo permaneció igual?

CONSECUENCIAS DEL TEXTO:
  • Este y otros análisis de la situación del campo español del XVIII abrieron el camino para conocer esta realidad y proponer su transformación. 
  • Se hicieron algunas reformas en la dirección propuesta. 
  • Posteriormente, en el siglo XIX, daría lugar a la obra desamortizadora. 
  • Como toda obra ilustrada, queda planteada la imposibilidad de solucionar los problemas del Antiguo Régimen (entre ellos, el agrario) sin destruir las bases del Antiguo Régimen.