Ir al contenido principal

Análisis del esquema CONTRIBUCIÓN DE LA AGRICULTURA AL PROCESO INDUSTRIALIZADOR

En primer lugar, criticar el título: estamos ante un esquema teórico que tiene mayor o menor aplicación práctica según los países, por lo que deberíamos modificar el título y agregar su carácter teórico: CÓMO DEBERÍA CONTRIBUIR LA AGRICULTURA  AL PROCESO INDUSTRIALIZADOR.
El punto de partida son LAS MEJORAS EN LAS TÉCNICAS AGRÍCOLAS que afectan de forma diversa a los diferentes componentes económicos de la agricultura. A partir de aquí podemos desentrañar, y criticar para el caso español, la evolución que propone el autor:


  • Lo primero parece evidente: una mejora en las técnicas agrícolas supone un aumento del rendimiento por unidad de superficie. La pregunta subsiguiente es clara: ¿sucedió esto en la España del siglo XIX? La respuesta es asimismo meridiana: NO.
  • Para el siguiente punto nuestra posición es la misma: la introducción de nuevas técnicas supone un aumento de la productividad, variable que tampoco sucedió en nuestro país.
  • Por tanto, y aunque no aparezca en el esquema, ¿España experimentó algún aumento de la producción? Sí, pero derivado de la puesta en cultivo de nuevas tierras que entraron en el mercado gracias a los sucesivos procesos de desamortización o desvinculación de las tierras amortizadas.
  • Por tanto, sí sucedió el mencionado incremento de la producción, lo cual, gracias a la ley de la oferta y la demanda, nos llevaría a una bajada de los precios y a un incremento paralelo del consumo de alimentos en una población previamente subalimentada. No obstante, esta hipótesis entra en contradicción con la siguiente conclusión: si hay más población que alimentar pudiera ser que no se incrementase el consumo alimenticio per cápita y, además, al haber aumentado la demanda paralelamente a la oferta quizás no se hubiese producido una bajada de precios. Estos matices son importantes para España, porque una porción importante de la población permanecería en una situación que lindaría con la miseria.
  • Los matices también deben ser introducidos en la siguiente hipótesis: un mayor ingreso neto (sólo para los propietarios) supone una elevación del nivel de renta y una proporción cada vez menor de dinero dedicado a la alimentación, que puede demandar productos manufacturados. Lo primero: ¿cuál es la proporción de propietarios en una España polarizada entre el minifundio y el latifundio, entre propietarios que no pueden introducir mejoras técnicas por la pequeñez de sus explotaciones y entre la gran masa de jornaleros? Segundo: si esta proporción es una parte minúscula de la población total, ¿hasta qué punto sería capaz de movilizar recursos industriales?
  • Por lo que respecta al éxodo rural, España contempla una vez más la excepción, no la regla. Como sabemos los movimientos espaciales, de forma esquemática, contemplan dos factores: uno de expulsión del área de origen, motivado la mayor parte de las veces por unas condiciones económicas negativas, que, en el caso español, pudieran ser la miseria asociada al minifundismo o al jornalerismo; otro de atracción del área de destino, derivado de ofertas de futuro económico positivo, que en el caso español deberían estar asociadas a empleos en la industria urbana. Efectivamente, mientras el primero se produce y de forma acentuada, el segundo apenas despega, por lo que el éxodo rural es mínimo. Los movimientos espaciales más importantes se dan, por tanto, con destinos diferentes que, en los últimos años del siglo XIX, se reducen a Iberoamérica y afectan a personas del norte peninsular (Galicia, Asturias, Cantabria) y Canarias.
  • En cuanto a la aportación de capital sobrante de la agricultura, en España se vuelve a producir un efecto perverso: los escasos capitales fueron preferentemente invertidos en Deuda Pública debido a sus altos intereses y a su menor riesgo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA REVOLUCIÓN DE 1868: CAUSAS, DESARROLLO Y CONSECUENCIAS

Comprender el estallido revolucionario de 1868 (La Gloriosa) exige el análisis de una compleja gama de elementos: CRISIS POLÍTICA. Nos referimos en lo fundamental a un sistema asfixiado que en la década de los sesenta va perdiendo sus bases de sustentación, hasta verse restringido en el inicio de 1868 a la actuación de una camarilla palatina próxima a la reina Isabel y a su marido, Francisco de Asís. La descomposición del aparato político se materializa en el despegue progresivo de los partidos progresista y demócrata del entramado constitucional isabelino: niegan la legitimidad del sistema (política del retraimiento, revuelta armada vía pronunciamiento). A ello hay que añadir los sucesivos fraccionamientos dentro de la Unión Liberal y del partido moderado, bases donde se sustentaba el sistema isabelino. Y es que las formas constitucionales censitarias, menoscabadas por la continua farsa electoral del caciquismo, no respondían a la realidad sociológica del país.CRISIS ECONÓMICA, cuyos …

Análisis y comentario de un texto de Estrabon acerca de los turdetanos y la romanización

Con la prosperidad del país les llegó a los turdetanos la civilización y la organización política; y, debido a la vecindad, o, como ha dicho Polibio, por el parentesco, también a los celtas, aunque en menor medida, porque la mayoría viven en aldeas. Sin embargo los turdetanos, en particular los que habitan en las proximidades del Betis, se han tornado por completo al carácter de los romanos y ni siquiera recuerdan ya su propia lengua. La mayoría se han convertido en latinos y han recibido colonos romanos, de modo que poco les falta para ser todos romanos. Las ciudades mixtas que se fundan en la actualidad, como Pax Augusta entre los célticos, Emérita Augusta entre los túrdulos, Cesaraugusta junto a los celtíberos y algunos otros asentamientos, muestran a las claras la transformación de los citados modos de vida. Todos los iberos que muestran este carácter son llamados estolados, y entre éstos se cuentan incluso los celtíberos, que antaño fueron tenidos por los más fieros de todos.ESTR…

Análisis y comentario de algunos artículos de LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1931

Artículo 1. España es una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organiza en régimen de Libertad y de Justicia.Los poderes de todos sus órganos emanan del pueblo. La República constituye un Estado integral, compatible con la autonomía de los Municipios y las Regiones. (...)Artículo 3. El Estado español no tiene religión oficial.Artículo 4. El Estado español, dentro de los límites irreductibles de su territorio actual, estará integrado por municipios mancomunados en provincias y por las regiones que se constituyan en régimen de autonomía. (...)Artículo 25. No podrá ser fundamento de privilegios jurídicos la naturaleza, la filiación, el sexo, la clase social, la riqueza, las ideas políticas ni las creencias religiosas.Artículo 26. Todas las confesiones serán consideradas como Asociaciones sometidas a una ley especial. El Estado, las regiones, las provincias y los Municipios no mantendrán, favorecerán, ni auxiliarán económicamente a las Iglesias, Asociaciones e Insti…