La Semana Trágica

  • Tras el 98, España orientó su actuación exterior hacia el norte de África. Gracias a la Conferencia de Algeciras (1906) y al posterior Tratado hispano-francés (1912) se estableció un protectorado franco-español en Marruecos, correspondiéndole a España una franja en el norte (el Rif) y un enclave en la costa atlántica (Ifni y Río de Oro).
  • Los intereses españoles eran tanto económicos (minas, ferrocarriles, obra públicas) como políticos (restauración del prestigio militar). Sin embargo, España se vio obligada a mantener un considerable contingente militar debido a la fuerte contestación de las tribus bereberes, incrementado a partir de 1909 para asegurar Melilla. La impopularidad de la guerra de Marruecos, unida al malestar ya secular del sistema de quintas, provocó un movimiento de protesta popular cuando las tropas reservistas iban a ser enviadas desde Barcelona en julio de 1909.
  • La revuelta contra la guerra se prolongó durante una semana, adquiriendo también connotaciones anticlericales, todo ello como válvulas de escape a las tensiones sociales acumuladas. Las autoridades respondieron declarando el estado de guerra y desatando una represión fortísima (uno de los cinco ejecutados fue el pedagogo Francisco Ferrer y Guardia).
  • Las protestas internacionales por la represión y la oposición interior de izquierdas motivaron la caída del gabinete conservador de Maura y la entrega del gobierno a los liberales. Asimismo, en las fuerzas de la oposición empezó a tomar cuerpo un nacionalismo republicano y de izquierdas y se creó la Conjunción Republicano-Socialista.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA REVOLUCIÓN DE 1868: CAUSAS, DESARROLLO Y CONSECUENCIAS

Análisis y comentario de un texto de Estrabon acerca de los turdetanos y la romanización

Análisis y comentario de algunos artículos de LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1931