Decreto de Unificación de 1937

"Una acción de gobierno eficiente (...) exige supeditar a su destino común la acción individual y colectiva de todos los españoles.

Esta verdad, (...) es incompatible con la lucha de partidos y organizaciones políticas, que (...), gastan sus mejores energías en la lucha por el predominio de sus estilos peculiares, o, lo que es peor, en cuestiones de tipo personalista que dan lugar a discordias pequeñas dentro de las organizaciones, resucitando la vieja intriga política y poniendo en trance de descomposición organizaciones y fuerzas cuyas masas se mueven a impulsos de los más puros ideales. (...)

Esta unificación que exijo en el nombre de España (...), no quiere decir ni conglomerado de fuerzas, ni mera concentración gubernamental, ni unión pasajera. Para afrontarla de modo decisivo y eficaz hay que huir de la creación de un partido de tipo artificial, siendo, por el contrario, necesario recoger el calor de todas las aportaciones para integrarlas, por la vía de superación, en una sola entidad política nacional, (...).

Como en otros países de régimen totalitario, la fuerza tradicional viene ahora en España a integrarse en la fuerza nueva. Falange española aportó con su programa masas juveniles, propagandas con un estilo nuevo (...) y una promesa de plenitud española; los Requetés, junto a su ímpetu guerrero, el sagrado depósito de la tradición española, (...) con su espiritualidad católica, (...) y en cuyos principios eternos de moralidad y justicia ha de seguir inspirándose (...)

Por todo lo expuesto,

DISPONGO:

Artículo primero. Falange española y Requetés, con sus actuales servicios y elementos, se integran, bajo Mi Jefatura, en una sola entidad política de carácter nacional, que de momento se denominará Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S. (...)

Quedan disueltas las demás organizaciones y partidos políticos. (...)

Artículo tercero. Quedan fundidas en una sola Milicia Nacional las de Falange Española y de Requetés, (...). A ella se incorporarán también, (...), las demás milicias combatientes".

Salamanca, 19 de abril de 1937. Boletín Oficial del Estado (Burgos), 20 de abril de 1937

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA REVOLUCIÓN DE 1868: CAUSAS, DESARROLLO Y CONSECUENCIAS

Análisis y comentario de un texto de Estrabon acerca de los turdetanos y la romanización

Análisis y comentario de algunos artículos de LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1931