domingo, diciembre 31, 2006

Presentación sobre LAS CONSECUENCIAS DE LA PESTE NEGRA EN CASTILLA

ESQUEMA sobre LA CRISIS DE 1640 EN ESPAÑA

En este esquema os he resumido las causas y consecuencias de la CRISIS DE 1640 en los territorios hispánicos:
Como podéis observar, las causas de esta crisis responden a la necesidad de la Monarquía Hispánica, creada en sus instrumentos esenciales durante el siglo XVI, por adaptarse a las nuevas circunstancias políticas y socioeconómicas del nuevo siglo (el XVII), además de por mantenerse en una situación hegemónica en el concierto de los estados europeos:




  • Las monarquías han evolucionado desde el autoritarismo hacia el absolutismo, siendo su mejor expresión el estado francés. Los reyes ya no deben responder de sus actos ante las instituciones provenientes de la Edad Media (Cortes, Parlamento o Estados Generales), por lo que son más libres para desarrollar políticas de un tipo u otro. En la Monarquía Hispánica, la pervivencia de estructuras territoriales diversas obstaculizaba el pleno desenvolvimiento de una política unitaria, acorde con los nuevos tiempos.

  • Si la Monarquía Hispánica quería mantener su hegemonía en Europa debía contar con los instrumentos con los que contaban los demás Estados.

  • Además, la diversidad hacendística (el estado era sostenido prácticamente por Castilla) suponía una traba más para este Estado que se pretendía hegemónico. Había que uniformar las realidades políticas y económicas de todos los territorios de la Monarquía Hispánica si ésta quería tener un futuro cierto en el continente.

Todo lo anterior desemboca en la propuesta del conde-duque de Olivares, la denominada Unión de Armas, que podemos simplificar en este texto:


(…) Tenga V.M. por el negocio más importante de su Monarquía, el hacerse Rey de España; quiero decir, Señor, que no se contente V.M. con ser Rey de Portugal, de Aragón, de Valencia, Conde de Barcelona sino que trabaje y piense con consejo mudado y secreto, por reducir estos reinos de que se compone España, al estilo y leyes de Castilla sin ninguna diferencia, que si V.M. lo alcanza será el Príncipe más poderoso del mundo.

(…) conociendo que la división presente de leyes y fueros enflaquece su poder y le estorba conseguir fin tan justo y glorioso, y tan al servicio de nuestro señor (extender la Religión Cristiana), y conociendo que los fueros y prerrogativas particulares que no tocan en el punto de la justicia (que ésa en todas partes es una y se ha de guardar) reciben alteración por la diversidad de los tiempos y por mayores conveniencias se alteran cada día y los mismos naturales lo pueden hacer en sus cortes, (...) se procure el remedio por los caminos que se pueda, honestando los pretextos por excusar el escándalo, aunque en negocio tan grande se pudiera atropellar por este inconveniente, asegurando e! principal (...).

Tres son. Señor, los caminos que a V.M. le pueden ofrecer la ocasión (...)

El primero. Señor, y el más dificultoso de conseguir (pero el mejor pudiendo ser) sería que V.M. favoreciese los de aquel reino, introduciéndolos en Castilla, casándolos en ella, y los de acá, allá y con beneficios y blandura, los viniese a facilitar de tal modo, que viéndose casi naturalizados acá con esta mezcla, por la admisión a los oficios y dignidades de Castilla, se olvidasen los corazones de manera de aquellos privilegios que, por entrar a gozar de los de este reino igualmente, se pudiese disponer con negociación esta unión tan conveniente y necesaria.

El segundo sería, si hallándose V.M. con alguna gruesa armada y gente desocupada, introdujese el tratar de estas materias por vía de negociación, dándose la mano aquel poder con la inteligencia y procurando que, obrando mucho la fuerza, se desconozca lo mas que se pudiere, disponiendo como sucedido acaso, lo que tocare a las armas y al poder.

El tercer camino, aunque no con medio tan justificado, pero el más eficaz, sería hallándose V.M. con esta fuerza que dije, ir en persona como a visitar aquel reino donde se hubiere de hacer el efecto, y hacer que se ocasione algún tumulto popular grande y con este pretexto meter la gente, y en ocasión de sosiego general y prevención de adelante, como por nueva conquista asentar y disponer las leyes en conformidad con las de Castilla y de esta misma manera irla ejecutando con los otros reinos.(...)

El mayor negocio de esta monarquía, a mi ver, es el que he representado a V.M. y en qué debe V.M. estar con suma atención, sin dar a entender el fin, procurando encaminar el suceso por los medios apuntados.

Tomado de DÍAZ PLAJA, F.: La Historia de España en sus documentos: El siglo XVII.

M. 1.957, pp. 119-121




Pero la brillantez del proyecto no pudo vencer la resistencia de unos territorios que se aferraban a sus privilegios o defendían un futuro diferenciado del resto de la monarquía. Portugal y Cataluña plantearon objeciones al plan y finalmente se rebelaron contra él. ES LO QUE CONOCEMOS COMO CRISIS DE 1640. España, enredada en una guerra exterior, la de los Treinta Años, tendrá ahora otras dos interiores, contra Portugal y Cataluña.

Cuando ambas se solucionen (con Cataluña de nuevo integrada en la Monarquía Hispánica conservando sus privilegios y con Portugal ya independiente), España habrá cedido la hegemonía europea a Francia y habrá emprendido un camino de reconstrucción en el que deambulará durante siglos.

viernes, diciembre 15, 2006

Esquema sobre LA ORGANIZACIÓN POLÍTICA Y LAS INSTITUCIONES DE LA ESPAÑA VISIGODA

Aquí os entrego un nuevo esquema, esta vez referido a la organización política y las instituciones de la España Visigoda



Vamos a desarrollarlo:

En primer lugar debéis recordar que la presencia de los visigodos en la Península Ibérica fue producto de un proceso que duró un siglo y que podemos estructurar en las siguientes etapas:




  1. Durante el siglo V (416-507), los visigodos, actuando como federados del Imperio Romano todavía existente y asentados en el sur de las Galias, acabaron con los alanos y expulsaron a los vándalos al Norte de África (recordad que la Península había sido invadida por suevos, vándalos y alanos). Aunque poco a poco fueron entrando en la península contingentes de visigodos, su reino siguió asentado en las Galias, por lo que amplios territorios peninsulares escapaban a su control (suevos en el noroeste, cántabros, astures y vascones en el norte).

  2. En el año 507, derrotados por los francos en las Galias (batalla de Vouillé), los visigodos penetraron ya completamente en la península, iniciándose la creación del Reino visigodo de Toledo, llamado así porque en esta ciudad, muy centrada en el espacio peninsular, sería su capital. No obstante, siguieron persistiendo territorios independientes: suevos, cántabros y vascones, y ahora también los bizantinos que se apropiaron el sudeste peninsular (desde Cádiz a Valencia).

  3. A partir del 569, con la importante actuación de algunos reyes, entre los que destaca Leovigildo, se redujeron estos espacios independientes y los visigodos llegaron a controlar el total del territorio peninsular.

En cualquiera de estas fases, los visigodos fueron una minoría frente a una mayoría de hispanorromanos. La necesidad inicial de mantenerse unidos como grupo pronto dio paso a la necesidad de integración si querían dominar efectivamente el territorio y a la población. Es este proceso, de la diversidad a la unidad o de la diferencia a la integración, el que marca la estancia visigoda en el territorio peninsular. Afecta a todos los aspectos de la vida de los hombres de aquel tiempo:




  • Si bien el establecimiento de una capital es interpretado en un principio como una necesidad estratégica (centralidad para dominar un territorio tan amplio) y de identidad (necesidad de mantenerse unidos como grupo), pronto también podemos identificarlo como una respuesta a cuestiones económicas (ruralización) y políticas (monarquía unitaria y fuerte frente a las disputas por el poder).

  • Como ya hemos indicado, el dominio territorial es una de las prioridades del nuevo Estado, primero como federados de los romanos, después como Estado independiente que precisa un dominio más completo de la Península. Este dominio se logra frente a los grupos que ponían en entredicho su poder desde dentro del territorio (suevos y pueblos cantábricos) y desde fuera (bizantinos y francos).

  • La estructura política se basó en varias instituciones:



    • MONARQUÍA ELECTIVA. En la tradición germánica, la monarquía fue electiva, por lo que la inestabilidad (lucha por la corona) fue un elemento constante en la España visigoda. Algunos reyes quisieron superar este hecho convirtiendo la corona en hereditaria (Leovigildo), pero su intento fracasó.

    • AULA REGIA. Formada por un grupo de nobles unidos mediante fidelidad personal al monarca (recibían a cambio cargos administrativos o tierras), sus funciones eran aconsejar al rey en la elaboración de leyes, en la administración de justicia y en asuntos políticos y militares.

    • LOS CONCILIOS DE TOLEDO. Tras la conversión de Recaredo al catolicismo (589), los Concilios de Toledo se convirtieron en asambleas estatales, logrando la coordinación entre Iglesia y Corona y la consolidación del principio de monarquía electiva (el rey sería elegido por la Iglesia y la alta nobleza y debería cumplir las leyes esenciales del reino). Además, legislaba sobre disciplina religiosa y moral (persecución de minorías religiosas, sobre todo de los judíos).


  • Lo anterior nos pone en contacto con otro de los aspectos básicos de la tendencia hacia la unidad: la conversión de los visigodos al catolicismo. Punto de partida: necesidad de colaboración entre la Iglesia hispanorromana, católica, y las élites visigodas, arrianas. Si bien Leovigildo intentó la unidad mediante la creación de una iglesia nacional arriana, sería su hijo Recaredo el que lo conseguiría pero bajo adscripción católica (589, III Concilio de Toledo). La Iglesia católica obtenía así mucho poder (inmunidad fiscal) a cambio de legitimar la Corona visigoda.

  • Un último aspecto, y no el menor, llama la atención: la necesidad de los visigodos de acomodar su ordenamiento jurídico al Derecho Romano. Debemos recordar en este sentido la inicial prohibición de matromonios mixtos (la ya mencionada necesidad de mantenerse como grupo minoritario) y la evolución que desemboca en el Liber Iudiciorum (654), texto jurídico de aplicación a toda la población hispana, indígena o goda, con aportaciones romanas y germanas.

martes, diciembre 12, 2006

Asignación de CONCEPTOS a TEXTOS

Aquí tenéis el listado de los textos (del 9 al 16) con los términos que les corresponden:

  • La constitución de 1812.
    • ANTIGUO RÉGIMEN
    • CORTES DE CÁDIZ
    • ILUSTRACIÓN
    • MANIFIESTO DE LOS PERSAS
    • MOTÍN DE ARANJUEZ
    • SUFRAGIO CENSITARIO
    • SUFRAGIO UNIVERSAL
    • TRIENIO CONSTITUCIONAL
  • Desamortización de Mendizábal
    • CARLISMO
    • CONSTITUCIÓN DE 1837
    • CONSTITUCIÓN DE 1845
    • CONVENIO DE VERGARA
    • DESAMORTIZACIÓN
    • ESTATUTO REAL
    • MANIFIESTO DE MANZANARES
    • MAYORAZGO
    • MONARQUÍA CONSTITUCIONAL
    • SUFRAGIO CENSITARIO
    • SUFRAGIO UNIVERSAL
  • Constitución de 1869.
    • CANTONALISMO
    • CONSTITUCIÓN DE 1869
    • SUFRAGIO CENSITARIO
    • SUFRAGIO UNIVERSAL
  • Silvela: España sin pulso.
    • CACIQUISMO
    • DESASTRE DE ANNUAL
    • GUERRA DE CUBA
    • HUELGA GENERAL DE 1917
    • INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA
    • PNV
    • PUCHERAZO
    • SEMANA TRÁGICA
    • TRATADO DE PARÍS de 1898
  • Manifiesto de Primo de Rivera.
    • AFRICANISTAS
    • ASAMBLEA NACIONAL CONSULTIVA
    • CAMPSA
    • DESASTRE DE ANNUAL
    • DESEMBARCO DE ALHUCEMAS
    • DIRECTORIO CIVIL
    • DIRECTORIO MILITAR
    • UNION PATRIOTICA
  • Constitución de 1931.
    • CEDA
    • CRISIS DE 1929
    • ESTRAPERLO
    • FAI (FEDERACIÓN ANARQUISTA IBÉRICA)
    • FALANGE
    • FRENTE POPULAR
    • PACTO DE SAN SEBASTIÁN
    • SUCESOS DE CASAS VIEJAS
  • Ley de Principios del Movimiento Nacional.
    • AUTARQUÍA
    • BATALLA DE TERUEL
    • BRIGADAS INTERNACIONALES
    • BATALLA DEL EBRO
    • DECRETO DE UNIFICACIÓN
    • ETA
    • FUERO DE LOS ESPAÑOLES
    • FUERO DEL TRABAJO
    • GUERNIKA
    • INSTITUTO NACIONAL DE INDUSTRIA (INI)
    • LEGIÓN CONDOR
    • MANIFIESTO DE LAUSANA
    • MOVIMIENTO NACIONAL
    • PLAN DE ESTABILIZACIÓN
    • PLANES DE DESARROLLO
  • Constitución de 1978.
    • CONSTITUCIÓN DE 1978
    • ESTATUTO DE AUTONOMIA
    • GENERALIDAD DE CATALUÑA
    • MAASTRICH
    • PACTOS DE LA MONCLOA
    • UCD
    • TRATADO DE ADHESIÓN DE 1986

lunes, diciembre 11, 2006

Economía y sociedad en la España visigoda



Aquí disponéis de un esquema que trata sobre la economía y la sociedad en la España visigoda:




Vamos a leerlo:



El asentamiento de los visigodos fue muy limitado por su número, unos 130.000, frente a una población hispanorromana de 6 millones. Esta desproporción es, además, geográficamente dispar, pues la instalación de los germanos se produce, sobre todo, en la meseta, preferentemente al norte del Tajo. La explicación de este hecho puede residir en :




  • cuestiones económicas (la ruralización había cambiado el centro económico de la periferia al interior),

  • estratégicas (el centro les permitiría un control más efectivo del territorio frente a suevos y francos)

  • y de identidad (la concentración les permitiría subsistir como grupo frente a la mayoría hispanorromana asentada aún en las ciudades del sur y costeras).


Los aspectos demográficos son poco conocidos, aunque podemos afirmar la existencia de una muy corta esperanza de vida en una población periódicamente afectada por hambres y pestes. Ello nos pone en relación con unos totales de población casi inmóviles.

En cuanto a la actividad económica, dos conceptos la definen: continuidad y debilitamiento. Mientras la actividad rural mantiene su importancia, la industria y el comercio se debilitan. En los tres sectores, las tradiciones hispanorromanas se mantienen: formas de explotación de la tierra mediante villas (reserva del propietario y tenencias de los colonos), tecnología, itinerarios comerciales… Todo ello nos permite realizar el siguiente balance:

  • Progreso de la gran propiedad como unidad de producción (agrícola, ganadera, artesanal). Sus propietarios son nobles laicos, visigodos o hispanorromanos, y personas o instituciones eclesiásticas. La producción se orienta al autoconsumo y los escasos excedentes son atesorados (monedas u objetos de lujo).

  • Enrarecimiento del comercio interior y debilitamiento del exterior, derivados ambos factores de la falta de demanda y de la baja producción.

  • Descenso del nivel de consumo. La polarización social hace que la mayoría de la población, que se mueve en niveles cercanos a la miseria, reduzca su demanda de productos, mientras que la minoría opulenta, mediante la tesaurización, apenas presione al mercado.

  • Atomización de la actividad económica en múltiples células prácticamente independientes, lo que impide la conformación de un mercado integrado.


En lo social, uno parece ser el proceso predominante: la creciente polarización social entre una minoría opulenta y una mayoría mísera. Pensemos que el anterior debilitamiento de la estructura pública del Estado romano había puesto al habitante hispano, sobre todo al que tenía menos posibilidades, a merced de los elementos, lo que había llevado a la encomendación y al colonato. Mientras tanto, el poderoso, que veía aumentar sus posesiones, asume funciones públicas y dominio sobre los demás hombres. Estamos en la antesala del Feudalismo.

Algunas otras características importantes de la población hispánica podrían ser las siguientes:

  • florecimiento de las aldeas,

  • debilitamiento de la esclavitud,

  • progresiva integración de la población goda en la mayoría hispanorromana,

  • existencia de conflictos sociales (revueltas de campesinos, movimientos bagaudas, correrías de vascones, herejías, no integración de la minoría judía…).



viernes, diciembre 01, 2006

ESQUEMA sobre LA CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN


Aquí tenéis un nuevo esquema referido a la crisis del Antiguo Régimen (proceso general aplicable también a España), en la cual se plantea el enfrentamiento entre los principios básicos del Antiguo Régimen y los del Liberalismo.