martes, noviembre 07, 2006

Sigamos con el texto

Todo texto tiene una estructura (básicamente dividimos los textos en narrativos, descriptivos y argumentativos; pero esto es harina de otro costal, aunque debéis tenerlo muy presente a la hora de comprender y analizar los textos históricos).
Buscar esa estructura no es un acto baladí. Por el contrario, en esa búsqueda reposan los cimientos que nos permitirán comprender en profundidad el texto.
Os pongo un ejemplo con el texto que hemos introducido anteriormente (el de Teodomiro). Os lo doy dividido en partes y os pregunto: ¿vosotros lo dividiriais en esas mismas partes? Sea cual sea la contestación ¿a qué estructura interna responde una u otra división? ¿Se torna comprensible el texto cuando lo desmenuzamos?

“Escritura que otorga Abd al-Aziz ben Musa a Teodomiro (en que le reconoce) que éste se ha rendido mediante capitulación y se acoge al Pacto instituido por Dios y a la protección de Su Profeta, que Él bendiga y salve, que le garantizan que no cambiará su status o posición ni el de ninguno de los suyos ni se le privará de su dominio, y que no serán matados, ni reducidos a esclavitud, ni separados de sus hijos o sus mujeres, ni forzados a abandonar su religión, ni se les quemarán sus iglesias.
(No será despojado de su dominio mientras) sea leal y respete las condiciones que le hemos impuesto. Él capitula en nombre de siete ciudades, que son Orihuela, Velenfila, Alicante, Mula, Bigastro, Eyyo y Lorca. No deberá dar cobijo a nadie que huya de nosotros, ni a ningún adversario nuestro; no atacará a nadie que tenga nuestra salvaguardia; no nos ocultará ninguna noticia acerca del enemigo que llegare a su conocimiento. Quedan obligados, él y los suyos, a entregar cada año un dinar, cuatro almudes de trigo, cuatro de cebada, cuatro medidas de mosto, cuatro de vinagre, dos medidas de miel y dos de aceite; los siervos deberán pagar la mitad de las cantidades antedichas”.
Fue redactado en el mes de ragab del año 94 de la Hégira (abril 713)".